La noche del récord

Un 26 de agosto pero del año 2001, el equipo dirigido por Manuel Pellegrini le ganaba a Boca Juniors en el Nuevo Gasómetro, estableciendo el récord de victorias en fila. Capria anotó aquella noche.

El hacedor de todos los récords: Manuel

El hacedor de todos los récords: Manuel

Hace diecisiete años, el mejor campeón argentino de torneos cortos, ingresó al campo de juego del Nuevo Gasómetro para romper otro récord. Un 26 de agosto de 2001, el San Lorenzo de Manuel Pellegrini recibió a Boca Juniors y, fiel a la historia, lo venció para ser el equipo con más victorias en fila de la historia en el fútbol argentino.

La tarde noche comenzó complicada, porque Óscar Córdoba, arquero colombiano del equipo Xeneize, le contuvo un penal al inmenso Alberto Federico Acosta, cuando apenas iban ocho minutos de la inicial. La lluvia comenzó a jugar un papel preponderante en el clásico, y las acciones se definirían en el complemento, pese a la superioridad del Ciclón que era comandado por un excelso Leandro Atilio Romagnoli.

Cuando faltaban doce minutos para el final del cotejo, Claudio Morel Rodríguez se fue expulsado por doble amarilla, pero ni así San Lorenzo resignó protagonismo. Dos minutos más tarde Omar Pérez vio la roja en Boca, y con igualdad de condiciones, apareció la cabeza del "Coco" Diego Capria. Raul Estevez desbordó por enésima vez, y se la puso en la frente al zaguero cuervo, que le rompió el arco a Córdoba a dos del final, e hizo delirar a los 40.000 hinchas que se bancaron la lluvia.

Con otra victoria ante los de la ribera, los de Manuel Pellegrini sumaron su alegría número trece en fila, rompiendo cualquier récord histórico de nuestro fútbol. Un equipo que será recordado por siempre, por el vuelo futbolístico y la contundencia.

Reviví el gol del Coco bajo la lluvia: 

 

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-